Cómo ligar con una amiga sin que te rechace con eso de no arruinar la amistad

Lo primero que debes saber para conquistar con efectividad a una amiga es que no tienes que declararle tu amor nunca. Si lo haces, ella dirá que te ve como a un amigo y que no quiere que eso se arruine porque es mucho más valioso que una relación y bla, bla, bla. De hecho, si le dices que sientes algo por ella, lo más seguro es que te vea en una posición de minusvalía y ahí sí es verdad que te habrás jodido para siempre al menos con esa chica.

En consecuencia, debes convertirte en el amigo más erótico y sexi que ella podrá tener en toda su vida: haz que te admire y que se divierta contigo como con nadie: beban vino hasta el hastío y tengan anécdotas juntos, anécdotas de rumba, de locuras… Gánate su confianza más profunda y proponle auténticas aventuras demenciales como ir a una playa nudista o vainas así que le enciendan la mente.

Si ya eres su amigo, ahora tienes que convertirte en su mejor amigo. La explicación es simple: ella te ve solo como a un amigo porque le gusta un tipo que está en una mejor posición según los estándares que su crianza le han hecho creer que son los correctos, pero lo que tu amiga no sabe es que una relación amorosa real se basa en todas esas cosas que hará contigo y que no hará con el otro porque Instagram le tiene la mente envenenada de prejuicios.

Conclusión, una pareja es un amistad con un alto nivel de erotismo. Y eso es precisamente lo que tú le vas a ofrecer, no hablándole de otras sino demostrándole poco a poco que eres el tipo más cool de este mundo y que no tienes prejuicios de nada.

Esto es infalible desde casi todos los puntos de vista, pero hay una sola cosa (aparte de los malos modales en la mesa y las palabras de baja categoría como jergas y groserías) que debes evitar. En algún momento ella sentirá que le está gustando pasar tiempo contigo y tratará de defenderse y de marcar distancia hablándote del otro hombre, el que supuestamente sí le gusta. Cuando lo haga, escúchala solo un poco y sin mostrar desinterés de ningún tipo invéntante una excusa y no sigas escuchando, pero algo creíble… No le des chance de contarte eso: dale una compañía convulsa que no tenga tiempo para las confesiones sentimentales o simplemente dile que no crees poder ayudarla porque cada caso es diferente.

Luego ella llegará a ti poco a poco mediante el método de diversión extrema, alcohol y rumbas demenciales. La verdad es que cuando sientas que está ocurriendo todo quizá ya no te guste como antes y esa es la parte más asombrosa de este consejo. Pero, por favor, no le vayas a romper el corazón diciéndole ahora tú a ella que no quieres arruinar la amistad.

Por Sandra Dominguez


Leído 426