Charly García

Leído: 4839

charly1Carlos Alberto García Moreno “Charly García” nació en Buenos Aires el 23 de octubre de 1951, tras una pelea con su madre Carmen Moreno, cambió su nombre legal de «Carlos Alberto García Moreno» a «Carlos Alberto García Lange» (siendo Lange el apellido de soltera de su abuela paterna).

Es considerado una de las figuras fundamentales de la música contemporánea argentina. Debutó en 1972 con su participación en el primer disco de Raúl Porchetto, llamado Cristo Rock. Charly es fundador de bandas más importantes del rock argentino, Sui Géneris y Serú Girán, grupos de culto como La Máquina de Hacer Pájaros, y tiene una amplia carrera solista.

Carlos Alberto García Moreno fue el primogénito de Carmen Moreno y Carlos Jaime García Lange, dueño de la primera fábrica de fórmica del país, quien venía de una familia adinerada, con antepasados de sangre azul. Sin embargo, en casa de los García no había ningún tipo de ostentación.

La vocación musical del pequeño Carlos empezó a desarrollarse cuando sus padres le regalaron un piano de juguete a los 3 años de edad. En 1956 (a los cinco años de edad) lo inscribieron en el Conservatorio Thibaud Piazzini y a finales de los años cincuenta, el día que murió Eva Perón, don Carlos no quiso poner un crespón negro en la puerta de su fábrica. Algunos amigos le recomendaron que lo hiciera pero él se negó. A partir de allí comenzó a sentirse perseguido por las autoridades justicialistas. Entonces los padres de Charly emprendieron un viaje a Europa sin él, situación que él vivió como un abandono. Los niños quedaron bajo la tutela de las niñeras, la abuela y una tía malhumorada que según ciertas versiones les pegaba a los chicos ante cualquier travesura. Charly se aferró cada vez más a su pequeño piano, intentando olvidar la ausencia de sus padres. Sufrió una crisis nerviosa, trastorno que le provocó vitiligo. Los signos de la enfermedad se notaron desde su juventud, era evidente la falta de pigmentación en la mitad del bigote.

Cuando regresaron de su viaje por Europa, la situación económica de la familia entró en crisis: el padre comenzó a trabajar como profesor enseñando física y matemáticas, y su madre empezó a trabajar como productora de un exitoso programa de radio titulado Folklorísimo, en el que solían presentarse a las máximas estrellas del folclore argentino, corriente en auge en ese tiempo. Carmen comentaba a todos acerca de las virtudes como pianista de su hijo. Fue así como artistas de la talla de Ariel y Mercedes Sosa lo escucharon tocar.

Cuando García tenía ocho años, durante una reunión en su casa, con el músico folclórico Eduardo Falú como invitado, Charly le indicó a su madre que la quinta cuerda estaba desafinada. Luego de algunas pruebas, llegaron a la conclusión de que Charly tenía razón y por lo tanto un oído absoluto.

Años después, Los Beatles constituyeron un cambio radical para su vida, su música le abrió su espectro musical para siempre.

Charly García conoció a Nito Mestre en la secundaria y forman Sui Géneris. Una noche, a la salida de un recital, se le acercó una chica y le dio su teléfono. Más tarde la llamó: era María Rosa Yorio, quien por entonces estudiaba teatro y con quien tuvo un hijo: Miguel Ángel (también es músico). Empezaron a salir clandestinamente porque el músico tenía su novia oficial llamada Maggie. Pero un día María Rosa se cansó y le dijo que eligiera entre ella o Maggie. La eligió a ella. Como las relaciones de estos jóvenes no eran del todo buenas con sus familias, pronto se mudaron a una pensión en Aráoz y Soler, y más tarde a otra un poco mejor en el barrio de San Telmo. Ninguno de los dos tenía una buena entrada económica así que fueron tiempos difíciles, aunque poco les importaba.

El grupo se consolidó en octubre de 1973 al editar el segundo trabajo discográfico: Confesiones de Invierno.

En 1974 y sin un proyecto formal más que compartir buenos momentos, Charly García, Raúl Porchetto, Nito Mestre, León Gieco y María Rosa Yorio (por entonces la mujer de Charly) forman PorSuiGieco y su Banda de Avestruces Domadas que grabaron un disco con el nombre del grupo (PorSuiGieco).

El siguiente proyecto de García fue La Máquina de Hacer Pájaros (nombre que tomó de una historieta del dibujante Crist), con Carlos Cutaia (teclados), Gustavo Bazterrica (guitarra y coros), José Luis Fernández (bajo y coros) y Oscar Moro (batería y percusión).

Debido al golpe militar, Charly sentía miedo y creía que en cualquier momento su nombre integraría las listas negras. No sólo temía por su vida, sino también porque pronto iba a convertirse en padre. En marzo de 1977 María Rosa dio a luz a Miguel Ángel García. A pesar de la llegada del bebé, las cosas en el matrimonio no andaban nada bien. Charly estaba muy embalado en sus proyectos y a los pocos meses decidieron separarse. No pasó mucho tiempo para que María Rosa encontrara una nueva compañía: nada menos que en el mejor amigo de su ex marido, Nito Mestre.

Tras las peleas en La Máquina, Charly García tomó la determinación de dejar la banda en 1977 y viajar a Brasil con David Lebón, su amigo desde la época de Sui Generis. Con la plata recaudada en el Festival del Amor (Luna Park, 11 de noviembre de 1977) alquilaron una casa por tres meses en Buzios, al norte de Río de Janeiro. La elección del lugar se debió a la necesidad de Charly de estar cerca de su novia Zoca y, de paso, para escapar a la noche represiva de la dictadura militar que gobernaba la Argentina. En San Pablo, Charly conoció a los padres de Zoca. Los Pederneiras eran una familia de artistas, se quedaron fascinados con Charly. Artísticamente hablando, García fue influenciado por ciertos artistas brasileños, sobre todo Milton Nascimento. Haciendo su camino de regreso a Buenos Aires, comenzó una nueva búsqueda de compañeros para banda y contrató a un talentoso bajista de 19 años de edad, Pedro Aznar.

Serú Girán continuó durante 1979. Su nuevo disco titulado La grasa de las capitales y su portada era una broma dirigida a la revista Gente. Charly casi fue a la cárcel debido a las líricas de la banda, consideradas demasiado claras y directas en algunos sectores.

En enero del '81 Aznar es convocado por el guitarrista Pat Metheny para incorporarse a su banda. Este hecho marcaría el final de la banda, hacia 1982 organizaron un recital de despedida: No llores por mí, Argentina. Ese año, García inició su carrera solista. Además de grabar su primer disco solista, Charly produjo artísticamente a Los Abuelos de la Nada.

Un año después, apareció Clics modernos, grabado y mezclado en Nueva York. Este nuevo trabajo presenta un giro en la música de García, con la introducción de ritmos bailables, canciones más cortas y por momentos más irreverentes, acorde a los aires de renovación que empezaron a llegar con la apertura democrática. Canciones como «Los dinosaurios», «Nos siguen pegando abajo (pecado mortal)» y «No me dejan salir» se convirtieron en éxitos en la carrera de Charly. Este material fue presentado los días 15, 16, 17 y 18 de diciembre en el estadio Luna Park, acompañado por Pablo Guyot (guitarra), Alfredo Toth (bajo), Willy Iturri (batería), Daniel Melingo (saxo), Fabiana Cantilo (coros) y un joven rosarino en los teclados: Fito Páez. Este disco no fue bien entendido por el público, pues incluía (por primera vez en Argentina) temas «bailables», es decir: el ritmo tomaba otra dimensión, recortando las letras, hasta entonces concepto primordial del Rock Nacional.

En 1984 lanza Terapia intensiva, un maxi-simple compuesto, producido y arreglado por Charly, para la obra de teatro homónima de Antonio Gasalla.

La trilogía esencial de García se completa con Piano bar (1984), un álbum roquero que tiene en «Demoliendo hoteles» y en «Raros peinados nuevos» a sus máximos logros.

En 1985 fue protagonista del Festival Rock & Pop, organizado por Daniel Grinbank, donde compartió el escenario con Nina Hagen, INXS y Los Abuelos de la Nada, entre otros, que se llevó a cabo a principios de noviembre en Vélez.

Tras el éxito de Piano Bar, que era la consagración de García como solista, 1985 fue un año para reducir la velocidad. Charly volvió a reunirse con Pedro Aznar en Nueva York y junto a él grabó Tango (1986). Su difusión fue muy escasa, pese a que dio la impresión que el proyecto daba para más. Paralelamente, renovó su banda, entonces integrada por Richard Coleman (guitarra), Fernando Samalea (batería), la vuelta de Calamaro y Melingo. Esta agrupación se denominaba Las Ligas.

En 1987 llegó Parte de la religión, considerado por muchos como el mejor disco de García solista. Este material junto a Piano bar terminarían por confirmarlo como uno de los mejores compositores de rock argentino y un artista reconocido a nivel internacional. El álbum fue grabado e interpretado casi en su totalidad por él, y alterna un rock fuerte con estribillos melódicos. Es, seguramente, uno de sus discos más prolijos y compactos, desde la tapa hasta el contenido de las letras.

En 1990, para su nuevo disco, Filosofía barata y zapatos de goma, llamó a muchos de sus viejos amigos, quienes ayudaron a grabar la mayoría de las canciones. Ayudaron, entre otros, Andrés Calamaro, Rinaldo Rafanelli, Fabiana Cantilo, "Nito" Mestre, Pedro Aznar , Fabián Von Quintiero e Hilda Lizarazu. Para poder lanzar el disco, García debió enfrentar un juicio por «ofensa a los símbolos patrios» ya que ese LP incluía una versión del Himno nacional argentino, que terminó siendo autorizada por los tribunales. A mucha gente le gustó, viéndola como una versión fresca, sincera, fuerte y respetuosa de la vieja canción.

En 1991 lanzó Radio Pinti, un disco compuesto por Charly García y Pedro Aznar junto a Enrique Pinti, quien se encargó de los raps y la locución. Contó con la participación de los Illya Kuryaki and the Valderramas.

La idea era grabar un álbum con Gustavo Cerati, de Soda Stereo, que se llamaría Tango 3, sin embargo, por causas que se desconocen, el proyecto quedó en la nada.

En 1997 graba junto a Mercedes Sosa un disco titulado Alta fidelidad. Ambos se conocían desde su infancia, por lo que decidieron publicar un trabajo colaborativo en el que Mercedes iba a cantar sus canciones favoritas de García.

En el 2000 ocurrió el esperado retorno de Sui Géneris. Para esta ocasión especial, editan un nuevo disco, Sinfonías para adolescentes. Por supuesto, las cosas eran muy diferentes a los 25 años, pero los aficionados jóvenes y mayores estaban entusiasmados con la idea del regreso de Sui Generis.

En octubre de 2010, se supo de la preparación de su nuevo trabajo de estudio, el disco Kill Gil, que tenía prevista su fecha de salida años antes, de no ser porque las canciones fueron filtradas en Internet. Sin embargo, García realizó nuevos arreglos en las canciones y su nuevo álbum salió a la venta en diciembre. Tras una serie de conciertos presentando el nuevo trabajo, García se presentó en abril de 2011 en el festival Vive Latino, donde fue, junto al regreso de Caifanes, la principal atracción.

Desde sus comienzos, Charly García fue siempre una figura polémica tanto a nivel nacional como internacional. Sus repentinos cambios de humor en medio de los recitales, su drogadicción y sus polémicas frases sobre sí mismo y sobre otros personajes de público conocimiento, hacen de García una figura muy peculiar.

En alguna ocasión Charly García terció en la polémica entre su compatriota Fito Páez y Ricardo Arjona. La pelea a tres bandas surgió cuando Fito Páez aseguró que Arjona era un síntoma de «aniquilación cultural». García apuntó a que su público y el de Arjona son muy distintos: «(El de Arjona) es más de amas de casa, que ven telenovela, y es muchísima gente». Sobre Páez, aseguró que lo sentía «como mi mejor alumno».

El 08 de octubre de 2012 Fernanda Toce, la ex de Charly García y con quien el músico tiene una hija, dio declaraciones sobre el músico. Aseguró, entre otras cosas, que el ex Sui Generis es bisexual, que todavía se droga y hasta que le habría ofrecido droga a Jéssica, su hija. Toce fue un amor fugaz de García en el 85, fruto de esa relación nació Jéssica, que hoy tiene 25 años y es madre de dos niños. Recién en el año 2004, el músico la reconoció como hija legítima. Ahora, la mujer de 46 años se ha propuesto subir al escenario y contar toda su verdad en un monólogo.

 

CONTACTO

Envianos tus dudas, comentarios y sugerencias a contacto@renegado.com.mx o mandanos un mensaje desde nuestra área de Contacto

SIGUENOS TAMBIÉN

tweet_icon   - Twitter

facebook_icon   - Facebook