Nuevas formas de extorsión: Fingir un atropellamiento

Las cámaras en el tablero del auto, también conocidas como dashcams, han sido buenas aliadas para exponer a estafadores que fingen accidentes para reclamar el seguro o extorsionar a los conductores.

Se trata de un fenómeno mundial en el que la tecnología puede jugar a nuestro favor o todo lo contrario:

Los peatones no son los únicos que fingen accidentes también los motociclistas llevan a cabo esta estafa, sobre todo en vías rápidas como periférico, donde disfrazados de repartidores de comida rápida frenen la motocicleta de manera repentina para provocar el choque, inmediatamente piden una compensación en efectivo y "casualmente" se acercan varios testigos para amedrentar al automovilista. “Me bajo y la verdad me asusté porque el conductor se cae de lado, al acercarme para saber cómo estaba de repente llegan como 3 parejas en moto diciendo que lo había atropellado, que lo había matado decía”, narró una de las víctimas, quien pidió a los motociclistas que la dejaran llamar a una ambulancia y a la policía, sin embargo entre todos le gritaban: ¡No!, lo mataste y ahora te vamos a quitar la bolsa como garantía para saber quién eres.

¿Es buena idea instalar una cámara en el auto?

Definitivamente, las dashcams pueden ser muy valiosas al momento de reclamar una injusticia o ser víctima de un delito, sobre todo en una ciudad tan insegura como la CDMX, donde las imágenes capturadas son evidencia en estos casos.

Estas cámaras para automóviles no son un producto que sea muy usado en México pero está empezando a tener un importante nicho de usuarios, principalmente en conductores de Uber o Cabify. Mientras que en otros países son un dispositivo obligatorio, sobre todo para taxistas y servicios de transporte, ya que sus características las hacen ideales para situaciones de emergencia, las cuales pueden ser desde asaltos hasta accidentes o choques.

Existen diferentes tipos de cámaras, la mayoría están diseñadas para grabar todo lo que sucede mientras conducimos y su funcionamiento es sencillo y eficiente, ya que al conectarla al encendedor del coche ésta se encenderá y empezará a grabar automáticamente. Es decir, no hay que oprimir nada, configurar, o programar, la conectas y grabas, nada más. Una de las opciones más populares que van desde los $2,500 y las puedes encontrar AQUÍ

Leído 596