Científicos identifican la primera nueva cepa de VIH

Investigadores de los Laboratorios Abbott en Illinois han identificado un nuevo subtipo del virus de la inmunodeficiencia humana, o VIH, el virus que causa el sida.

La cepa recientemente identificada, clasificada como subtipo L del grupo M, está «más estrechamente relacionada con una cepa ancestral» y probablemente circula en la República Democrática del Congo (RDC), según un estudio publicado el miércoles en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndrome.

El VIH tiene varios subtipos o cepas diferentes y, al igual que otros virus, tiene la capacidad de cambiar y mutar con el tiempo. Esta es la primera cepa nueva del VIH del Grupo M identificada desde que se establecieron las directrices para clasificar los subtipos en el año 2000. Es importante saber qué cepas del virus están circulando para asegurar que las pruebas utilizadas para detectar la enfermedad sean efectivas.

Anteriormente, dos muestras de VIH recolectadas en la RDC en 1983 y 1990 habían sido clasificadas preliminarmente como subgrupo L del grupo M, pero se necesitaba una tercera muestra para designar el subtipo L como una cepa verdadera.

Esta es la primera cepa nueva del VIH del Grupo M identificada desde que se establecieron las directrices para clasificar los subtipos en el año 2000

Para el nuevo estudio, los investigadores examinaron la cepa en otra muestra que se recolectó en la RDC en 2001 como parte de una investigación separada sobre la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo. Los investigadores utilizaron la tecnología de secuenciación del genoma para examinar a fondo la muestra del virus y determinar su subtipo.

«Puede ser un verdadero desafío para las pruebas de diagnóstico», señaló Mary Rodgers, coautora del informe y científica de Abbott. Su compañía analiza más del 60% del suministro de sangre del mundo, dijo, y tienen que buscar nuevas cepas y rastrear las que están en circulación para que «podamos detectarlo con precisión, sin importar en qué parte del mundo se encuentre».

Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas, dijo que los tratamientos actuales para el VIH son efectivos contra esta cepa y otras. Sin embargo, identificar una nueva cepa proporciona un mapa más completo de cómo evoluciona el VIH. «No hay razón para que cunda el pánico ni siquiera para preocuparse un poco por ello -afirmó Fauci-. No hay mucha gente infectada con esto. Este es un caso atípico».

Las dos cepas eran «muy inusuales y no coincidían con otras cepas», dijo Rodgers. La tercera muestra encontrada en el Congo se recogió en 2001 como parte de un estudio destinado a prevenir la transmisión del virus de madre a hijo. La muestra era pequeña, y aunque parecía similar a las dos muestras más antiguas, los científicos querían probar todo el genoma para estar seguros. En ese momento, no había tecnología para determinar si este era el nuevo subtipo.

Este descubrimiento nos recuerda que para poner fin a la pandemia del VIH, debemos seguir pensando en este virus en continuo cambio

Así que los científicos de Abbott y la Universidad de Missouri han desarrollado nuevas técnicas para estudiar y mapear la muestra de 2001. Rodgers dijo que era «como buscar una aguja en un pajar» y luego «sacar la aguja con un imán».

Fueron capaces de secuenciar completamente la muestra, lo que significa que fueron capaces de crear una imagen completa de lo que era y determinar que era, de hecho, el subtipo L del Grupo M.

«Este descubrimiento nos recuerda que para poner fin a la pandemia del VIH, debemos seguir pensando en este virus en continuo cambio y utilizar los últimos avances en tecnología y recursos para monitorizar su evolución», señaló en una declaración la Dra. Carole McArthur, coautora del estudio y profesora del departamento de ciencias orales y craneofaciales de la Universidad de Missouri, en Kansas City.


Leído 179