¿Quienes son los reos fugados del Reclusorio Sur?

Uno de los principales operadores de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Víctor Manuel Félix Beltrán, y otros dos presuntos integrantes del Cártel de Sinaloa que cuentan con procesos de extradición a Estados Unidos, se fugaron la madrugada de este miércoles 29 de enero del Reclusorio Sur, confirmó la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México.

Los reos fugados junto a Félix Beltrán, considerado como lavador de dinero de los hijos de “El Chapo Guzmán”, fueron identificados como Luis Fernando Meza González, imputado por delitos contra la salud; y Yael Osuna Navarro, acusado de asociación delictuosa. Las autoridades informaron que al momento del pase de lista, los internos ya no se encontraban en sus celdas y tampoco se presentaron a esta obligación.

En el caso de Víctor Manuel Félix Beltrán, presunto operador financiero de los hijos de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo Guzmán”, su ingreso al Reclusorio Sur fue el 28 de octubre de 2017, sin embargo, el 3 de noviembre de ese mismo -debido a su peligrosidad- fue trasladado al Penal del Altiplano, pero por órdenes del juez federal Marcos Vargas Solano, regresó al penal capitalino el 29 de noviembre de 2018. Su caso actualmente era llevado por la jueza María Elena Cardona Ramos

En lo que respecta a Yael Ozuna Navarro, también conocido como Julio César Estrada Montaño, Rubén o Julio, ingresó el 12 de octubre de 2019 al Reclusorio Preventivo Varonil Sur por el delito de asociación delictuosa, lavado de dinero y distribución de sustancias controladas en los Estados Unidos. Su situación estaba en manos del juez Ganther Alejandro Villar Ceballos.

Mientras tanto que Luis Fernando Meza González llegó al Reclusorio Preventivo Varonil Sur el 10 de noviembre de 2017 bajo procedimiento de extradición por los delitos de asociación delictuosa e introducir sustancias controladas a Estados Unidos. Su proceso estaba a cargo del juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna.

A este respecto, la asociación Reinserta condena y pide a las autoridades se investigue con todo el peso de la ley, la fuga de reos en el Reclusorio Sur, ya que actualmente hay aproximadamente 100 personas privadas de la libertad en centros de la CDMX que deben estar en centros federales.

El Gobierno Mexicano debe garantizar la gobernabilidad de los centros de reclusión, pues es el único mecanismo para tutelar efectivamente los derechos humanos, tanto de las personas privadas de la libertad, como del personal penitenciario. Entendiendo también que la ingobernabilidad en los centros en el país tiene un efecto negativo en la inseguridad que actualmente estamos viviendo en nuestro país. De igual manera las autoridades corresponsables en los tres órdenes de gobierno, deben impulsar las condiciones adecuadas para promover procesos de reinserción social efectivos, lo que involucra la administración penitenciaria y el desarrollo de programas especializados, situación históricamente inexistente.
Fuga de reos en Reclusorio Sur, CDMX

Saskia niño de Rivera, presidenta y cofundadora de Reinserta “es momento de que en México entendamos que el sistema penitenciario debe ser atendido con urgencia. Sucesos como los motines, la riñas y las fugas en reclusorios, están estrechamente vinculados a condiciones de auto y cogobierno dentro de los centros de reclusión y, sí, también a la corrupción estructural y sistemática. Pero el problema es más profundo y tiene que ver con el abandono político, institucional y presupuestal de los sistemas penitenciarios durante décadas”.

Aún se desconoce como escaparon los tres reos del Reclusorio Preventivo Varonil Sur, pero lo que sí es un hecho es que contaron con la ayuda de por lo menos seis trabajadores de este centro de reclusión, los cuales ya son investigados, aseguró el subsecretario de Sistema Penitenciario, Hazael Ruiz.

Leído 274