El coronavirus está enfermando a las parejas y los divorcios aumentan

Los neoyorquinos enfadados están inundando las líneas telefónicas de los abogados con consultas de divorcio, y se espera una avalancha de demandas una vez que los tribunales vuelvan a abrir.

"La gente se está dando cuenta de que no se soportan", dijo la abogada de Manhattan, Suzanne Kimberly Bracker, quien como muchos en su campo ya ha visto un importante aumento de divorcios a causa de la cuarentena.

"La otra noche recibí una llamada de una cliente que ahora se da cuenta de que no tiene nada en común con su esposo y que él no sabe nada sobre los niños", dijo Bracker sobre una cliente.

Según los abogados, los cónyuges están bajo mucha tensión durante la cuarentena y por ello se están dando cuenta de que podrían vivir dentro de un matrimonio fallido.

"Ahora que estoy en casa las 24 horas, los 7 días de la semana, me doy cuenta de que no tenemos nada en común" es uno de los argumentos que reciben más frecuentemente, sin embargo su respuesta es que por el momento no pueden presentar un divorcio.

Hay otra familia "atrapada" en su casa de Nueva Inglaterra que "está ansiosa por divorciarse" Los problemas de dinero también están agotando los matrimonios. "Una de las principales tensiones que causan los divorcios, más que la infidelidad, son las tensiones monetarias", dijo el abogado de divorcios de Manhattan, Steven J. Mandel.

"Junto con las personas confinadas en un lugar, las personas han perdido el 30 por ciento de su patrimonio neto o han perdido su trabajo", dijo Mandel. La crisis está poniendo en perspectiva las diferencias de opinión existentes en las parejas.

Mendel lleva el caso de una mujer que repentinamente descubrió que su esposo, de quien ella está separada, es un caso positivo de coronavirus. El problema es que tienen hijos en común. "El padre no cree que esta situación de COVID-19 sea tan grave como los medios de comunicación lo están haciendo", dijo Mendel. "Entonces, cuando el niño está con él, no está llevando a cabo ninguna precaución, y nadie puede obligarlo, así que es el Salvaje Oeste" comenta.

Mientras tanto, la sombra inminente de mortalidad, la amenaza de enfermedad repentina y muerte que llena las noticias durante el último mes, también está impulsando a los cónyuges a reevaluar cómo quieren pasar el resto de sus vidas.

Para una esposa de Manhattan de mediana edad, la crisis del coronavirus fue el momento perfecto para hacer algo sobre su matrimonio "hueco", dijo el abogado de divorcios de celebridades William Beslow.

"Me llamó por teléfono y dijo que había experimentado una sensación de vacío en su alma por algún tiempo", dijo Beslow, cuyos clientes han incluido a Demi Moore, la duquesa de York y la modelo Adriana Lima.

“Ahora se dio cuenta de que no quería mirar hacia atrás en su vida y decirse a sí misma: 'Nunca fui feliz'. La gente mira la vida de manera un poco diferente ahora, quiero decir que la gente está muriendo. Creo que la mayoría de las personas, particularmente en Nueva York, donde hay tantos casos, está obligando a las personas a mirar dentro de sí mismas y decir: '¿Por qué me quedo en esta relación que no está funcionando?"

Los abogados aconsejan que será mucho mejor, financieramente, que muchos cónyuges soliciten el divorcio antes de los negocios comiencen a recuperarse después del coronavirus, dijo Beslow.

Por otro lado, los terapeutas también están incrementando las consultas telefónicas y por línea de miles de parejas que están solicitando ayuda con sus matrimonios.


Leído 496