“Ya no haga caso a López-Gatell”: el llamado de Javier Alatorre de TV Azteca

Javier Alatorre recomendó en su noticiario por Azteca Noticias que “no se haga caso a Hugo López-Gatell” respecto a las cifras que da todos los días sobre fallecimientos por COVID-19 en el país.

Alatorre aseguró durante la transmisión de “Hechos Noche” que las conferencias y cifras del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud nacional se volvieron irrelevantes.

“Como todas las noches, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell encabezó la conferencia sobre el #Covid_19 en México. Pero sus cifras y sus conferencias ya se volvieron irrelevantes. Es más, se lo decimos con todas sus palabras, ya no le haga caso a Hugo López-Gatell”, aseguró el conductor en cadena nacional.

El Javi reveló que fue el mismo Gatell quien supuestamente aceptó sus falsedades durante una entrevista con el medio The Wall Street Journal y que ya perdió la confianza de diferentes gobernadores a lo largo y ancho de la República.

“Gobernadores desmintieron las cifras del subsecretario de salud e incluso el propio López-Gatell se fue de bruces en una entrevista con el The Wall Street Journal y aceptó sus falsedades. Las denuncias y pérdida total de confianza fueron externadas por el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla”, aseguró Alatorre.

Estas palabras fueron publicadas minutos más tarde por la cuenta de Twitter de Azteca Noticias, donde se tuiteó textualmente la petición de Javier Alatorre junto al video de las polémicas declaraciones.

La cápsula que se presentó enseguida fueron las palabras de Bonilla contra los expertos epidemiólogos de la Secretaría de Salud, con las que reveló haber entregado cifras completamente actualizadas, pero no son reportadas por Gatell.

“No es cuestión de que se actualice, es cuestión de que se diga la verdad. Yo le pregunto a los expertos que hacen la información, expertos entre comillas, por qué están reportando información que no es real. Yo como gobernador les voy a exigir que den la información verídica de Baja California”, dijo el gobernador.

Mensaje de Salinas Pliego

El pasado 25 marzo, Ricardo Salinas Pliego, presidente de Grupo Salinas y propietario de TV Azteca, dirigió un polémico mensaje a sus trabajadores y colaboradores, sobre la pandemia del coronavirus, virus del cual dijo “no moriremos pero si de hambre” y que “la vida tenía que continuar.”

Según aseguró el empresario, la mayoría de los casos por COVID-19 no son mortales y el 90 por ciento de las personas infectadas van a superar la enfermedad.

“Sabemos que el miedo es muy mal consejero y hoy nos han metido a todos el miedo a morir por el virus”, dijo Salinas Pliego.

¿Qué hat detrás de toso esto?

El problema entre TV Azteca (Javier Alatorre como mensajero) y Hugo López-Gatell son un ejemplo del surrealismo mexicano. 

Ricardo Salinas Pliego, dueño y cabeza de TV Azteca, Seguros Azteca, Fundación Azteca y tiendas Elektra, entre otras cosas, es uno de los empresarios más cercanos a AMLO. Por eso fue una sorpresa el ataque desde TV Azteca al Gatell-Malo.

Salinas Pliego es uno de los favoritos de AMLO. Apenas en los 15 meses de su gobierno, Salinas ha incrementado su ya de por sí abultada fortuna en un 56% por medio de contratos o arreglos poco transparentes. Tiene una deuda de 32 mil millones de pesos al fisco, y nadie se la cobra. Ni se la cobrarán.

Pero la simpatía se refleja en muchas otras cosas más. Especialmente, en influencia política. Durante 17 años Esteban Moctezuma Barragán fue el titular de Fundación Azteca. Es decir, se trata de un hombre de toda la confianza de Salinas Pliego.

Moctezuma Barragán fue nombrado por AMLO como Secretario de Educación. De ese modo, Salinas colocó un alfil al interior del gobierno. Uno que, por cierto, le acaba de hacer ganar millones de pesos en una transacción turbia y con un grave conflicto de intereses.

Hace unas semanas, la Secretaría de Educación lanzó una licitación para contratar los seguros de su personal. Participaron 3 bancos: Banorte, Afirme y Azteca. Uno no cubría los requisitos especificados en la licitación y -por supuesto- era el de Salinas Pliego. Pero adivinen quién ganó la licitación: Banco Azteca. 

Así, Moctezuma Barragán -exempleado de Salinas- le otorgo a Salinas un jugoso contrato por casi mil millones de pesos. Y no es el único gran negocio que tiene Banco Azteca con el gobierno. Tiene otro mucho mejor.

Banco Azteca maneja las cuentas de muchos programas sociales del gobierno. Son 25 millones de cuentas bancarias que se le otorgaron a Salinas directamente. Sin licitación, digamos unos 300 mil millones de pesos al año.

Otro caso memorable fue que el hijo del director de la Fundación Azteca-Noreste (es decir, más gente de Salinas) fue nombrado Director de Banobras, el banco que maneja el dinero de todas las obras que hace el gobierno federal.

En medio de la crisis por la pandemia, surgió un asunto escabroso y francamente escandaloso con Salinas Pliego: En un gesto descomunal de cinismo, se rehusó a cerrar sus empresas para respetar la cuarentena, pese a que no eran de servicios esenciales.

Salinas incluso fue muy directo al señalar que había que mantener activa la economía pese al riesgo sanitario que eso implicaba. Es decir, sus empleados fueron obligados a exponerse -ya hay contagios entre ellos-, y nadie le dijo nada. Ni siquiera Hugo López-Gatell.

Se había advertido que las empresas no esenciales que no respetaran la cuarentena serían sancionadas. Pero con Salinas Pliego nadie se metió. Es intocable. De hecho, fue en ese marco que Seguros Azteca recibió el millonario contrato con la Secretaría de Educación.

Por eso resultó tan extraño que el reportero estrella de TV Azteca, Javier Alatorre, lanzara una dura crítica contra Hugo López-Gatell, señalando que sus cifras son una farsa, que sus conferencias son irrelevantes, y que no hay que creerle a sus datos. Pero Alatorre cometió un error: dijo que "no hay que hacerle caso a Hugo López-Gatell". En el contexto en que lo dijo, es obvio que se refería a no creer en sus cifras. Pero lo dijo de tal modo que parecía un llamado a desobedecer las instrucciones de protección y seguridad.

Es obvio que Alatorre no quería decir eso. El reportaje que presentó mostró evidencia (que nunca fue refutada) de que la situación es peor de lo que Hugo López-Gatell nos cuenta todos los días a las 7 pm. Así que no tenía sentido que el mismo Alatorre llamara a desobedecer. AMLO inmediatamente salió a decir que Javier es un amigo, que cometió un error como todos, y que hay que perdonarlo.

Eso pone el asunto más raro. Todos esperaban que AMLO sacrificara a Javier Alatorre (no a Salinas Pliego, por supuesto, aunque todos saben que la línea editorial de TV Azteca la dicta el dueño, no los reporteros). ¿Qué es lo que sucede? Hay varias hipótesis.

Una dice que todo sería una cortina de humo para que no hablemos de que Pemex acaba de ser reducido a bonos basura por las calificadoras Fitch y Moody's. Otra dice que algo ya se fracturó en el grupo de poder cercano a López. Otra, que van a sacrificar a López-Gatell.

La de la cortina de humo tiene un inconveniente teórico: Sería una pésima cortina de humo que provocaría más problemas de los que resolvería. Alatorre presentó un reportaje con datos contundentes que mostraron incluso cómo un gobernador muy cercano a AMLO también rechaza las cifras de Hugo. Las focas aplaudidoras de AMLO no refutaron esos datos, y cualquiera que los sopese fríamente sabe que son correctos.

Es decir, Alatorre exhibió cómo es que, fuera de dudas, Hugo ha estado mintiendo o manipulando la información. Semejante cortina de humo sería sumamente nociva o contraproducente para el gobierno. Pero hay un detalle: la gente de AMLO es capaz de eso.

En un gobierno "normal", este tipo de estrategias se hacen con cuidado y bien. No en el de AMLO Es el único capaz de crear una cortina de humo que luego requiera de otra cortina de humo. Así que aunque es una alternativa irracional y absurda, es factible si se trata de AMLO

Pero la otra alternativa -la más ominosa- me parece más consistente: Hugo López-Gatell está listo para ser sacrificado en caso de que la pandemia se salga de control en México. Lo que muy seguramente va a suceder. Los reportes llegados de todos lados son terribles. Cuando sea indiscutible el fracaso e ineptitud del gobierno, AMLO va a necesitar un chivo expiatorio a quien culpar de la catástrofe. Y Hugo es perfecto para ello: fue la imagen pública de la estrategia federal, pero sólo es un subsecretario prescindible para AMLO.

Alatorre soltó el primer golpe en esa dirección. Curiosamente, es un giro que ya alguien había previsto hace varios días.

Este panorama sólo confirmaría lo que ya muchos sospechamos: Que nos vamos a dar de bruces contra la pandemia y los resultados van a ser desastrosos. Y que AMLO va a tratar de zafarse de las responsabilidades. Para ello necesita a alguien sacrificable: Hugo López-Gatell.

Pero no olviden: Lo importante en este momento es que Pemex ha quedado reducido a basura en los mercados financieros internacionales, que millones de dólares se van a ir del país, y que el sueño de López de recuperar la grandeza petrolera de México se ha ido por el caño.

Actualización

Días después Javi fue y le pidió perdón al Dr. Gatell, disfruten de estas bellas imágenes donde aclararon disgustos y volvieron a ser amiguis.


Leído 1550