Un estudio realizado en la UNAM señala que durante el enamoramiento aumentan las defensas

Enamorarse puede ser una alternativa contra el Covid-19, según un análisis del doctor en Investigación Biomédica de la UNAM, Ignacio Camacho Arroyo, quien asegura que durante el enamoramiento los seres humanos aumentan sus defensas contra cualquier microorganismo.

"En la etapa del enamoramiento, vamos a tener más defensas contra cualquier microorganismo. Si estamos enamorados y nos enfermáramos de COVID-19, por ejemplo, es mucho más probable que podamos resistir al virus", afirmó integrante del Sistema Nacional de Investigadores. Durante la videoconferencia "Los ingredientes bioquímicos del amor", Camacho Arroyo afirmó que el amor de pareja se divide en tres fases.

El enamoramiento, el amor pasional o de consolidación, y el amor de compañía. Es durante la primera que incrementa la fortaleza del sistema inmune hasta hacerlo capaz de resistir al nuevo coronavirus que ha causado más de 76 mil muertes en México desde marzo.

En el enamoramiento la actividad cerebral se modifica de manera selectiva en diversas regiones del sistema nervioso central y se activa el hipotálamo, que está involucrado en el despliegue de la conducta sexual, explicó.

"En el enamoramiento existe una activación y, a su vez, una desactivación de diversas regiones cerebrales. A nivel de la corteza cerebral las diferentes zonas activadas están relacionadas con la confianza y la seguridad; las regiones inactivadas tienen que ver con el juicio y la percepción de la realidad", precisó Camacho Arroyo, docente en la Facultad de Ciencias de la UNAM desde hace 32 años.

En la videoconferencia mostró una gráfica con varios tipos de genes para describir cómo estar enamorados puede modificar el sistema inmunológico.

"Todos estos tipos de genes están involucrados en la respuesta inmunológica, y lo que se ha visto es que en todos estos genes se incrementa su expresión (durante el enamoramiento), Es decir, que tenemos un sistema inmunológico súper activo", dijo.


Leído 125