El rol de la prueba de ADN en la declaración de inocencia de Eduardo Ojeda ante las acusaciones de Daniela Berriel

¿Sabías qué? A nivel mundial hay más casos en los que los acusados han sido declarados inocentes gracias a la prueba de ADN

Eduardo Ojeda fue declarado Inocente, así lo determinó la autoridad judicial del estado de Guerrero respecto a las acusaciones en su contra por presunta violación de parte de la actriz Daniela Berriel.

Las muestras se obtuvieron de manera confiable y siguieron los estándares que señala la cadena de custodia de la Fiscalía. Tras su análisis, la decisión fue tomada ya que en la prueba genética de ADN, la más respetada a nivel mundial en este tipo de casos fue contundente, no hubo coincidencia entre las muestras de Eduardo y las encontradas en el cuerpo de Daniela

Sin embargo, ¿Sabías qué? este no es el único caso en el mundo en el que gracias a la prueba de ADN otros presuntos acusados de violación han sido liberados al comprobarse las falsas acusaciones en su contra y ser demostrada su inocencia.

Algunos de estos casos son:

Robert DuBoise: Pasó 37 años en una prisión de Tampa - Florida, acusado de haber violado y asesinado a una mujer en 1983. El casó se re-abrió en 2020, cuando fueron encontradas las muestras de ADN tomadas en 1983 de manera intacta. Al solicitar a la fiscalía un nuevo análisis, se determinó en menos de un mes, que el ADN de DuBoise no estaba en las esas muestras, pero sí el de otros dos hombres.

James Woodward: En mayo de 2008, un tribunal en Dallas - Texas, ordenó su liberación inmediata, esto, luego de pasar 27 años encarcelado, acusado de haber violado y asesinado a su novia en 1981. James fue la decimoctava persona en la historia de ese condado, en ser liberada tras ser declarada inocente gracias a los resultados obtenidos en las muestras de ADN preexistentes del juicio inicial. En este caso también se habló de un criterio basado en el racismo, ya que, el señor Woodward es afroamericano.

Lonnie Erby: Tras 17 años recluido en San Luis - Misuri, acusado de cometer 3 violaciones, en 1988, un año después de haber sido descubierto el método correcto para identificar la huella de ADN particular de cada individuo, Lonnie solicitó abiertamente que se realizara una prueba para comprobar su inocencia, pero, la fiscalía se opuso rotundamente bajo la premisa de que tal acción representaría un tormento psicológico innecesario para las víctimas. Erby fue liberado en 2003, al reabrirse el caso.

La ciencia es exacta y las pruebas genéticas de ADN son infalibles, después de que la prueba de ADN de Eduardo resultara negativa y de la resolución judicial de liberarlo inmediatamente, ahora la pregunta es si Daniela Berriel seguirá insistiendo en calumniar a Eduardo y mantener su litigió mediático en un proceso que no pudo sostener ante la autoridad, exponiéndose así a una contra demanda por daño Moral.

Declaración universal de los derechos humanos Presunción de inocencia. Artículo 11, numeral 1

"Toda persona acusada de delito, tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa".

También lee: Magistrado confirma libertad de Eduardo Ojeda

Vivimos en tiempos de equidad de género, en los que todos debiéramos ser inocentes hasta que se demuestre lo contrario, sin embargo, desgraciadamente hoy gracias a las redes sociales, todos los seres humanos sin importar sexo, raza, condición social, religión, ideología u orientación sexual, somos culpables hasta que se demuestre lo contrario. El derecho a acusarnos debe ser directamente proporcional a poder defendernos y que los acusadores sustenten con hechos sus dichos antes de ser crucificados en el escrutinio público.


Leído 1021