¿Por qué los hombres prefieren a las mamás solteras?

“No hay inocentes, sólo distintos grados de responsabilidad”.
.-Stieg Larsson


Aunque no lo parezca, hablar de este tema en específico resultar muy complicado, ya que, como en todos los ámbitos la de la vida, es absolutamente imposible coincidir con la opinión de todos y darle gusto a cada uno, por esto mismo trataremos la cuestión con generalidades, rasgos de comportamiento psicológico y sobre todo relax, que nadie se nos alborote, ¿Está claro?

Una vez firmado el contrato con el diablo, continuamos, decir que los hombres heterosexuales prefieren a las madres solteras es medio trampa, porque, no es como que las personas vayan por la vida diciendo: “Hola, tengo uno hijo”, ya sea por privacidad o cuestiones mismas de seguridad, ese tipo de información comúnmente se revela hasta que exista cierto ambiente de confianza, el cual y según cada relación puede estar muy avanzada en cuanto al ligue se trata.

Es decir, que para cuando el hombre en cuestión se entera de que está frente a una mamá soltera, igual y ya está más “enculado” que nada y es ahí donde la gran mayoría termina por decir: “me lo chingo, me lo chingo”. En cuanto a comportamiento general estudiado clínicamente desde la psicología, se sabe bien que las mujeres son tremendamente sentimentales, pero, los hombres son tremendamente impulsivos, piensan con el hígado y actúan con el músculo, situación que a posteriori trae consigo muchas desilusiones y conflictos.

Deben ser contados y estaría bueno hacer un estudio al respecto, sobre cuántos hombres realmente dimensionan la complejidad de ser mamá soltera, es decir, no solo se trata de “ah, tiene un hijo, pues que lo traiga y ya”, sino, de que esa mujer (según su grado responsabilidad y dogmas), posee un estilo de vida diferente al de una mujer sin hijos y acá inicia un sinfín de peculiaridades que no vamos a tratar porque no sirven de mucho para la explicación.

Sigamos, ¿Te has dado cuenta de que hablar de mamás solteras levanta más arena que una tormenta desértica?, Ya sea para bien o para mal, el  hecho es que esa simple descripción pone a la mujer en tela de juicio inmediato: ¿Por qué no está con el papá?, ¿Será una buscona?, ¿Le alcanzará para mantener al crio?, ¿De dónde saca la plata?, ¿Ya se le habrá hecho fácil andar de acá para allá?, Etc.

Ser mamá soltera no es ni de lejos tarea fácil y mucho menos lo es, cargar con el tumulto de críticas y opiniones de terceros, sean buenas o malas, para este punto ya podrás ir medio viendo para donde apuntan las cosas y si no es así, tranquilidad que lo explicamos para ir juntos.

Pasa y resulta que NO es que los hombres se levanten por la mañana y digan: “hoy tengo ganas de una mamá soltera” a menos de que posea una filia, es decir, que el hecho de relacionarse con una madre le produzca excitación y por supuesto placer sexual, pero, si no tiene una filia de ese tipo, realmente NO es algo que les pase por la cabeza… hagamos un ejercicio matemático simple:
Ser madre soltera no es algo nuevo, ni tampoco lo es tener hijos a muy temprana edad, por ahí de los 16 años… es más, podríamos a postear a qué tú conoces a alguna mamá soltera joven.


Si te interesan las reflexiones sobre temas sociales, también puedes leer: "¿No puedes mantener la casa tú solo?": El valor real de ser hombre y su talón de Aquiles"



Aquí comienza el asunto, son contadas las parejas que permanecen juntas luego de un embarazo juvenil, ya sea por las irresponsabilidades de alguna de las partes o porque la presencia de ese bebé modifica por completo la relación, seamos honestos, México es históricamente un país sin padres, NO es extraño encontrar a alguien cuyo padre le haya abandonado o que simplemente no vivió junto a él en su infancia, prosigo, el punto es que la madre soltera joven no tiene porqué pasar el resto de la vida soltera, tiene derecho a rehacer sus relaciones sentimentales según le venga en gana y ese es el detalle, a mayor número de mujeres solteras con hijos, mayor la probabilidad de que un hombre se enamore de alguna, es decir, si en una bolsa con 10 canicas; hay 6 rojas y 4 azules, es más probable que saque una roja aunque el rojo no sea tu color favorito.

Al caso, el escándalo de “¿Por qué prefieren a las mamás solteras?”, no tiene que ver tanto con una obstinación masculina, sino, con el rechazo mismo de las mujeres hacia la figura de madre soltera y con el juicio de los hombres a otros hombres quienes deciden “hacerse cargo” de los hijos de otro hombre y es que aún no entendemos muchas cosas sobre relaciones sociales y validez de las persona en torno al autoestima.

Se hace eco de este tema porque es demasiado fácil hablar sin pensar y como para pensar hace falta un poco más que abrir los labios, pues dale, se arma el quilombo, puesto que… la pregunta no es ¿Por qué prefieren a una madre soltera?, Ya que la pregunta misma no se basa en las cualidades de cada mujer, sino, en su validez después de ser mamá.

Las preguntas que deberíamos hacernos son: ¿Qué tiene de malo que un hombre quiere a una madre soltera?, ¿Ser madre soltera es algo malo, te transforma en alguien menos valioso?, ¿Por qué seguimos criticando y atacando el actuar de los demás con cuestiones personales y no con argumentos?

Y acá podríamos estar todo el día dándonos cuenta de que muchas personas preguntan: ¿Por qué prefieren a las mamás solteras? , Cuando realmente internamente están diciendo: “¿Por qué la prefieres a ella antes que a mí?” y “¿No eres lo suficientemente hombre para tener tus propios hijos?”.

JR Brindiz

Leído 403