“Yo a tu edad…”: La crisis de los 20’s ¿Realidad o consentimiento?

Una vida humana promedio ronda los 70 a 80 años, tiempo que para alguien de esa edad ha pasado en un pestañeo, pero, tiempo que para alguien en sus “veintitantos”, supone un sinfín de interrogantes, preocupaciones y desasosiegos, comenzando por el autocontrol y responsabilidad que supone ser mayor de edad, ser sujeto a las normas “de los adultos”, es para muchos lo último que piensan al despertar, pero, a lo que más temen por las noches, al grado de no poder dormir y hundirlos entre las lágrimas.

Los 20’s es una etapa bastante peculiar y no solo por el hecho de ser “los primero pasos” en el mundo hostil, sino, porque absolutamente nada está escrito para sobrellevarlos, quizá muchos se sentirán identificados con lo que mencionaremos a continuación, pero, la verdad tener “veintitantos” es como ser un botón dentro de una bolsa con muchos otros botones de diferentes tamaños, formas y colores.

Algunos de tus conocidos, amigos o familiares en los 20’s: ya tienen 1 o 2 hijos, no estudian ni trabajan, ya se independizaron por su cuenta o “se juntaron” con sus parejas, unos cuantos más están más solos que un perro callejero, algunos siguen viviendo en la fiesta y desenfreno, los afortunados ya salieron del país en un par de ocasiones y la gran mayoría sigue sin entender el porque el SAT se queda con una buena parte de lo poco o mucho que ganan.

Tener “veintitantos” es inherente a estar en un proceso de cambio, un transición entre ser adolescentes con ganas de comerse el mundo a ser adultos funcionales, el tiempo promedio en el que múltiples especies de aves se lanzan del nido, ronda los 14 a 30 días, en el caso humano… ocurre a los 20’s.


También puedes leer: "¿Cómo dejarte ir?... Si un día fuiste lo único que tenía: una declaración al amor sano y salvo"



Por supuesto, muchos habrán volado antes y otros quizá nunca vuelen, pero, ese no es el punto de muestra conversación, sino, entender el porque ocurre la crisis de los 20’s. 

Hace unas semanas, en este mismo espacio, publicamos un artículo referente al fenómeno de la soledad y como este sentimiento afecta a más personas de las que creemos, en dicho artículo hicimos referencia a un estudio realizado por la BBC de Londres, en el cual, se logró determinar que cerca del 46% del total mundial de personas que se sienten solas en la vida, tienen entre 16 a 24 años, muy por encima del 27% correspondiente a los mayores de 71 años, es decir, no solo se trata de un conflicto interno acerca de no saber cómo actuar ante la vida, sino, la crisis de los 20’s también está cimentada en los conflictos emocionales presentes en ese rango de edad, como la soledad… sentirte solo y no saber que hacer de tu vida… debe ser cuando menos abrumador.

No podemos negarlo, es imposible generalizar en temas de este estilo, ya que, los individuos son justamente eso: “individuales” y nadie reacciona ni se comporta de la misma manera que el de al lado, entonces… ¿La crisis de los 20’s es una afección real o simple ineptitud?, la respuesta es muy compleja, ya que, para determinarla correctamente deberíamos analizar caso por caso, pero… lo que es cierto, es que, a pesar de ser individuales, seguimos viviendo en colectividad, en sociedad y “al ser parte del mismo mar, es imposible que no nos muevan las mismas olas”.

Como toda crisis que verdaderamente pueda ser llamada crisis, debemos entender el panorama completo de la situación, antes que atender cualquier consejo o solución milagrosa que se nos presente, como una vía de tren en medio de la nada, sin ninguna señalización cercana es difícil poder averiguar hacia que lado se encuentra la próxima estación, para estar seguro de eso… hace falta esperar y comprobar de dónde viene el tren y por ende sabremos que va hacia el lado donde está la próxima estación, aunque evidentemente eso no implique que el resto de trenes alrededor del mundo vayan en la misma orientación para alcanzar sus próximas estaciones.

Inclusive puede ser que nunca hayas experimentado o vayas a experimentar esta crisis a lo largo de ti vida, pero, nunca viene mal escuchar a quienes están atravesando por este sinfín de cambios.

JR Brindiz

Leído 284