Qatar 2022 6,500 muertos durante la construcción de los estadios mundialistas, y el ¿Fair Play?

La copa del mundo es el evento de eventos, no hay nada que se pueda comparar a la expectación que genera cada 4 años, un el Super Tazón de la NFL, y es que, los mundiales son la oportunidad perfecta para conectar con el resto de las naciones, sin importar que no se asista presencialmente, a través de las horas de contenido dedicadas a la cobertura del suceso, podemos ser parte de una fiebre total, fiebre que podría estar comenzando a ser síntoma de una enfermedad muy grave.

Cuando se es muy joven simplemente soñamos con ser los campeones del mundo, pero, a medida que el tiempo avanza aparecen interrogantes en el horizonte, como por ejemplo… ¿Cómo es que funcionan las cosas?, ¿Cuál es el beneficio que se obtiene de esto? Y, sobre todo, ¿De dónde surge el interés?, y es que, no seamos hipócritas… El mundial emociona aún si no sabes nada sobre fútbol, es el pretexto perfecto para disfrutar 2 horas entre amigos y bebidas, pero… ¿todos disfrutan por igual?

Desde su designación como sede por allá del 2010, Qatar generó un impacto en la opinión tanto de los medios especializados en deportes como del mundo en general, y es que, resultaba inaudito que un país, hasta ese entonces, desconocido por gran parte de la población mundial, pudiese albergar el evento más importante del fútbol, pasando por encima de otras sedes como Australia, Estados Unidos y Japón, los cuestionamientos llegaban de todas partes, que si no tenía la suficiente cultura futbolera, que si prácticamente se trata de un desierto, que si la cultura originaria conflictos irreconciliables con el occidente, etc. Pero, dentro de todos los cuestionamientos más perspicaces se encontraba uno en particular… ¿y si se trata de un caso más de corrupción?

Bueno, pues para la sorpresa de nadie, 5 años más tarde, es decir, en 2015, el Buró Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI), ordenó la aprehensión de 9 altos mandos de la FIFA, además de 5 empresarios, quienes habrían recibido poco más de 150 millones de dólares de manera ilegal a cambio de favorecer patrocinios, derechos de transmisión y demás irregularidades en los procesos y procedimientos que el ente rector del fútbol realizó.

A todo esto, se le conoció popularmente cómo el FIFA GATE y de la mano con las propias investigaciones realizadas por la revista especializada France Football, se supo que el entonces presidente de la Unión Europea de Asociaciones de Fútbol (UEFA por sus siglas en inglés), Michelle Platini estaba en coordinación con el presidente de Francia Nicolas Sarkozy, para mantener contacto con el gobierno de Qatar y realizar una negociación bastante especial, ya que, Platini con su influencia dentro de FIFA y su estrecha relación con su entonces presidente Joseph Blatter, facilitaría y finalmente otorgaría la sede del mundial 2022, a cambio de que los jeques más influyentes realizarán inversiones en Francia.

Hasta ahora las cosas no pintan nada bien… ¿cierto?, prosigamos que aún falta lo mejor, una vez que la designación estaba confirmada y con 12 años de anticipación, a Qatar solo le restaba organizar y estar a la altura del compromiso, pero, para eso hace falta mucha inversión cosa que para esa nación es un problema de niños, pero… dichas obras no se hacen de la noche a la mañana, requieren esfuerzo y a saber, mucha mano de obra, aquí, justo aquí es donde todo se fue al demonio.

Desde inicios del 2013, medios reconocidos internacionalmente como BBC News, CNN y The Guardian, daban informes y realizaban reportajes sobre las condiciones inhumanas y de esclavitud, en las cuales, se realizan las labores de construcción de los estadios y en general de todo lo necesario para la logística de la competición, según datos de agencia de noticias AFP, se reporta que la mayoría de los trabajadores son inmigrantes originarios de: Bangladesh, India, Nepal, Pakistán y Sri Lanka, los cuales, no cuentan ni de lejos con la protección legal del gobierno Qatarí, que evidentemente no ha hecho más que solapar todo lo ocurrido.

Hace unas semanas el diario The Guardianpublicó que la cifra de fallecimientos suscitados durante las jornadas laborales en pro del mundial es de 6 mil 500 víctimas, las cuales han perdido la vida por diferentes motivos, desde la nula protección y seguridad que se les brinda hasta las condiciones en las que “laboran”, puesto que, como ya se ha mencionado Qatar se ubica en medio del desierto, para ser exactos en el Golfo Pérsico desde Arabia Saudita, en donde el clima es realmente hostil, llegando registrar temperaturas de 40 a 50 centígrados, eso, sumado a que al no haber una regulación, las jornadas laborales se extienden fácilmente hasta las 17 o 19 horas diarias, han sido el caldo de cultivo ideal para una masacre.

Dentro de este embrollo se debe sumar el hecho de que estamos ante dos condicionantes que nunca fueron pensadas, más allá del evento mismo, de los partidos de la copa del mundo, ¿Cuál es la oferta turística y cultural de Qatar?, entendiendo esto como el más insignificante de los males, es decir, en un país que es más pequeño que la ciudad de Lima – Perú, en donde poco más del 50% de sus habitantes profesan el Islam como religión, con un sinfín de dogmas y prohibiciones derivados de la misma, dentro de los cuales encontramos el estricto manejo que se llevará a cabo sobre las ventas y consumo de alcohol y sobre todo, las limitaciones que las mujeres enfrentan sobre su libertad, aunque la administración Qatarí ya se ha pronunciado al respecto y han argumentado como es que se ha previsto todo esto… ¿es realmente atractivo el negocio?, es decir, más allá del prestigio y el escaparate que oferta la realización del evento… El país más rico del mundo per cápita ¿necesita el mundial para fortalecer o beneficiar a su economía?

También lee: ¿Cuánto cuesta gritar ¡Ehh Puto!? ¿Irá México al mundial de futbol en Qatar?

Los sinsabores son muchos, puesto que una vez finalizado el evento que se contempla durara solo 21 días, Qatar se quedará con “Elefantes Blancos”, lo cual, es la forma con la que se hace referencia ha estadios abandonados, ya sea por el paso del tiempo o porque su costo de mantenimiento es inviable respecto a las ganancias que de él se pueden obtener, es decir, luego de todas las muertes, ¿los estadios quedarán a su suerte?, con relación a esto, desde mediados de febrero de 2021, varios clubes y selecciones a nivel mundial proclamaron su rechazo ante tal situación bajo la premisa de que los derechos humanos son más importantes que los negocios y el fútbol mismo, pero, de nueva cuenta caemos en una inverosímil contradicción ya que, a pesar de realizar actos simbólicos que visibilizan el problema y tomarse una foto, lo cierto es que, las eliminatorias siguen su curso y evidentemente, cada jugador buscara dar su máximo para ser parte de su selección en Qatar 2022… ¿los derechos humanos primero? claro que sí.

Mientras todo esto sucede, la FIFA decide perder el tiempo con nimiedades como su pelea a muerte contra la Federación Mexicana de Fútbol a causa del grito “¡Eh, Puto!” y, sobre todo, en busca de que sus intereses, sus ganancias, su próxima fiesta: el mundial tripartito entre Canadá, Estados Unidos y precisamente México, no se vea entorpecido por la administración y designaciones de la 4T, pero, eso ya lo revisaremos en el segundo tiempo de este encuentro lleno de mucho descaro y poco fairplay.

JR Brindiz


Leído 159