La “magia” del cine tiene los días contados: Hollywood y su gran dependencia de CGI

Es increíble cuanto ha avanzado la tecnología en 22 años, los mayores de 30 podrán recordar con perfecta claridad el miedo colectivo que se tenía de cara al inicio del nuevo milenio, con el supuesto fallo generalizado en los sistemas computacionales conocido como: “Y2K”, sí… el mundo como lo conocemos era completamente otro, incluyendo a la cinematografía.

En aquellos ayeres, películas como: "Dinosaur", "Gladiator" y "X-Men" eran la sensación del momento, lo más avanzado en cuanto a la manera hollywoodense de realizar una super producción, pero… ¿te has dado cuenta de algo?, a pesar de que los recursos tecnológicos han avanzado en gran medida… el cine por su cuenta pareciera ir en retroceso evolutivo.

Es decir, por supuesto que es fascinante poder disfrutar cintas con el formato IMAX y el 4K, literalmente nuestros ojos son incapaces de percibir tantos detalles hasta en la vida real, pero, ciertamente, muchas o la gran mayoría de películas se ven, como decirlo, “más feas” o “menos reales” a comparación de muchas de principios de milenio.


También puedes leer: "Cuánto dinero ganaban Cantinflas, Pedro Infante y Tin Tan"



El CGI (Computer Generated Imagery/ Imagen Generada por Computadora en español), sin duda alguna ha revolucionado la manera en que los estudios hollywoodenses realizan sus filmes: ¿Necesitas una toma submarina? ¡Hecho!, ¿Caminata espacial?, ¡Listo!, ¿Acciones o movimientos imposibles para la física y lógica de nuestra realidad? ¡Sin problemas!, por supuesto que el CGI es fantástico, pero… como suele decir el refrán: “en el pecado está la penitencia” y así como esta tecnología permite que infinidad de historias tengan vida, también e irónicamente, está matando a toda la industria en el proceso.

Por definición y conceptos clásicos, el cine es el medio más impactante de todos, sin desprestigiar al resto, ya que, si queremos inmediatez, para eso tenemos al internet, si queremos eficacia, de eso se encarga la radio, si queremos entretenimiento simple, la televisión es lo ideal, sin embargo, el cine tiene la capacidad de deslumbrar por completo nuestra percepción y… aunque sea por un par de horas, transportarnos fuera de este mundo, pero… para eso se requiere buen cine, es decir, un guion sólido, actuaciones magistrales, banda sonora cautivadora, fotografía brillante y por supuesto algunos trucos que hagan todo más creíble, cosa que no logra por completo el uso de simple CGI.

También se suele decir que “según el sapo es la pedrada”, evidentemente será muy diferente la “calidad” de una cinta amateur a la de una hecha en Hollywood, eso lo sabemos de sobra, sin embargo, pareciera que no siempre es así, por poner un ejemplo y aprovechando la emoción mundial por el estreno de Spider-Man: No way home.

 Es increíble que las películas del “hombre araña” de ¡hace 20 años!, se vean más realistas o mejor que las actuales y a continuación, te daremos una probadita de lo que estamos hablando:

*Spider-man 2 | 2004*

*Spider-man: Homecoming | 2018*

Ambos trabajos son excepcionales sin duda y de hecho el sentido de este articulo NO es demeritar el trabajo de todos aquellos responsables del CGI, pero, sí evidenciar que se está abusando demasiado en su uso e implementación, es decir, si quieres jugo de naranja tienes 2 opciones: 1) comprar naranjas y exprimirlas o 2) comprar un envase en la tienda y abrirlo, por supuesto ambos te van a quitar la sed o las ganas, la diferencia radica en que uno requiere mayor esfuerzo que el otro, inclusive hasta mayor inversión monetaria, ya que, un kilo de naranjas puede aumentar su precio de un día para otro en sobre manera, mientras que el jugo envasado mantendrá su precio estable por más tiempo, por supuesto es cuestión de gustos, pero… ¿se entiende por dónde va el asunto?

Hollywood como toda industria tiene que ver por sus intereses, realizar una película con efectos prácticos es más costosa, requiere mayor tiempo de producción y evidentemente un esfuerzo titánico de coordinación, mientras que, una película con efectos en CGI, reduce considerablemente la inversión a la par del tiempo de producción, puesto que, hay menor numero de escenas a filmar físicamente y por ende es más fácil coordinar todo.

La magia del cine radica en hacer creer al espectador, que lo que está en pantalla es real, pero… ¿Cómo esperan que lo creamos si es muy evidente que ya no hay un actor realen cuadro, tan solo un personaje hecho en una computadora?


Leído 854