Los mejores momentos del Vive Latino 2022

Después de dos años de ausencia debido al COVID, el Vive Latino regresó con mucha expectativa. Desde que fue anunciado el cartel en el mes de octubre, se mostraba una amplia variedad de géneros y propuestas. Desde el regreso de entre los muertos de Limp Bizkit hasta Santa Fe Klan pasando por Gary Clark Jr, y La Banda MS.

Esta es  la reseña de renegado.tv donde no encebollamos a nadie y sólo hablamos de lo que vimos:

El sábado 19 de marzo de 2022 en el escenario principal se llevó a cabo la Batalla de campeones.

Aczino, Lobo, Rapder, Yoiker, Zticma y RC fueron los freestylers mexicanos, además de los internacionales Skone, Babi, Ghetto, Cacha y Marithea, Kódigo; además de Serko Fu como host y DJ Sonicko en los platos; conformaron el crew de un sonido que ha ido ganando el terreno que tanto se ha peleado a través de los años.

Calificación: 3/5


El equipo de renegado.tv continuó con Camilo VII y su bella atmósfera sonora, la banda mexicana regresó este sábado a un festival musical tras más de dos años de pandemia en los que, dicen sus integrantes, cobraron una madurez espiritual y musical inigualable. Con Eres, Camilo VII inició su presentación en el escenario principal del Vive Latino.

Calificación 3/5


De inmediato nos dirigimos a ver a la banda española Vetusta Morla, quienes dieron un mensaje trascendente antes de cantar "Palabra es lo único que tengo" cuando Pucho, vocalista de la agrupación, se refirió a la censura en diversos niveles, desde quienes hacen comedia hasta periodistas "No sé cómo están de censura, creo aquí es más al periodismo, está canción es para recordar que palabra es lo único que tenemos", dijo el líder de la banda.

Calificación 3/5


El equipo se trasladó a ver a Ángel Quezada A.K.A. Santa Fe Klan, quien hizo su debut en el festival y horas previas al show, se reunió con sus admiradores en una firma de autógrafos para convivir con ellos y tomarse fotos. El recital de Santa Fe Klan incluyó invitados, como Gera MX.

Calificación 2/5

Desde Escocia, el siguiente show corrió a cargo de Mogwai y sus poco más de 25 años de trayectoria en el escenario Carpa VL. No es una banda que se caracterice por ser explosiva, así que sirvió para un momento de relax únicamente.

Calificación 2/5

"Qué alegría verlos a todos nuevamente", expresó Julieta Venegas, sonriente, ante la mirada de los fans presentes en el escenario Indio del Vive Latino 2022. Fiel a la ideología que ha predicado desde hace varios años, aprovechó su interpretación del tema Mujeres para reconocer el movimiento feminista y hacer un llamado para no bajar la voz.

"Es momento de salir a la calle, hablar y darse cuenta del enojo que tenemos las mujeres. En este país desaparecen 10 mujeres al día, creo que siempre hay una manera de cambiar. Las mujeres tenemos el lugar que merecemos, vamos por este cambio real. Producimos un cambio real", comentó.

Calificación 4/5


Lo mejor del día llegó con Gary Clark Jr.

Clark tiene un estilo musical único y particular, el sonido de su guitarra es distorsionado, mientras su estilo vocal es mórbido e intenso. Comenzó a tocar la guitarra a los 12 años en Austin, tierra de Stevie Ray Vaughan quien lo inspiró.

Su música demuestra cómo el blues ha influido prácticamente en toda la música del siglo pasado, del hip- hop al country. Eric Clapton quedó sorprendido por su sonido y lo llevó al Festival Crossroads en 2010. Mick Jagger invitó al concierto aniversario de los 50 años de los Rolling Stones.

Nos regaló la mejor noche en mucho tiempo. Por mucho, la mejor presentación del Vive Latino de ese día.

Califiación 5/5

Más tarde esa misma noche, Fred Durst sorprendió al público tras aparecer con un look que parecía más al Dr. Chapatín, lo que obviamente llenó de memes a las redes sociales. La banda bailó y gozó usando fondos ocasionales como la música de El Mariachi Loco, Chúntaro Style de El Gran Silencio y La Chona, de Los Tucanes de Tijuana. Limp Bizkit nunca me gustó, su música no me dice nada, mucho menos 20 años después.

Calificación 2/5


Hacia el final de la noche llegó Maldita Vecindad con un Roco repetitivo ad cansansium. Obviamente no dejó de recordar a su compañero Sax, quien falleció el 14 de marzo de 2021.

Se le olvidó que un día, envió a casa de Sax un par de documentos a nombre de la banda, según declaró Jessica Franco, la viuda de Sax; en cuyas hojas, la Maldita Vecindad (que ya no era el grupo que en sus conciertos promovía la celebración de paz y baile entre los carnalitos: era una entidad jurídica representada por dos personas: Rolando Javier Ortega Cuenca —Roco Pachukote— y su representante Rafael Zepeda Ortega) pedía al saxofonista que le cediera los derechos absolutos de su imagen, a perpetuidad y para cualquier medio de difusión o mercadotecnia, a cambio de cinco mil pesos. En el otro papel, le proponía una paga de 60 mil pesos por cumplir con una gira en tiempo y forma, de los que restaría 20 mil por gastos de hospitalización que había cubierto la banda.

Sax se negó a firmar ambos contratos. En la Maldita Vecindad ya no cabían todos los inquilinos. “Roco es una persona con la que no se puede contar porque todo lo quiere para él. Y sí, en efecto, con lo de Sax hizo cuestiones muy negligentes”, declaró en alguna ocasión Arturo "Tiki" Reyes, guitarrista fundador, quien se salió del grupo porque, asegura, no le pagaron en muchas tocadas.

El momento relevante corrió a cargo de María Elena Ríos, saxofonista agredida con ácido en 2019, quien se unió a la banda para interpretar los últimos temas del repertorio, y minutos más tarde se les unió La Sonora Santanera, quien los acompañó en temas como "Pata de perro", "Kumbala" y "La boa".

Calificación 3/5


El final de ese día llegó con el legendario sonidero Patrick Miller. Honestamente esperaba más de aquél Hi-NRG que consagró la época dorada que se vivía en el número 8 de la calle Filomeno Mata, en el Club de Periodistas, que desde 1983 puso a bailar a dos generaciones hasta llegar a su segundo y más reciente hogar en la calle de Mérida en la colonia Roma.

Siento que le faltó recurrir más al viejo catálogo al buen Roberto Devesa, quien siempre logra unir a varios sectores de la población que bajo otras circunstancias no perecen compatibles. Ya saben rolas de Babys Gang, Click, Max Him o David Lyme.

Calificación 2/5


Después de recorrer alrededor de 10 kilómetros (unos 13 mil pasos) desde la llegada y de vuelta a casita, estamos listos para regresar al día siguiente.

Cabe destacar la excelente iniciativa de OCESA y RTP para ofrecer el programa “Regreso seguro a casa” con 10 rutas estratégicas que cubren gran parte de la Ciudad de México, para garantizar el regreso seguro de miles de personas asistentes a sus hogares, el cual anunciamos anteriormente en este mismo sitio.

Los autobuses de RTP salieron en un horario de 00:30 a 02:30 horas, con una tarifa de 7 pesos por persona. haciendo seguro y muy económico el regreso del respetable.

Iniciamos el domingo con Centavrvs y su propuesta electrónica regional mexicana.

Calificación 2/5

Más tarde acudimos a Siddhartha quien tuvo muy buena asistencia y va madurando en cada disco. Hace rato que se nota que tiene el escenario dominado y va consolidando ese sonido pop con buenas liricas. 

Calificación 3/5


Desde España Love of lesbian ofreció un buen show. Incluyeron parte de su álbum V.E.H.N del 2021 donde contaron con la participación de Bunbury y Gaby Moreno.

Calificación 3/5


Sin saberlo, uno de los mejores shows de la noche estaba por llegar en el escenario principal. Las luces se apagaron y el ya famoso silbido de la sesión de Bizarrap anunció la llegada de Residente. Polémico, astuto, contestatario, René está más establecido en su sonido. Ya encontró ese hueco, ese lugar que no terminaba por definir. Su última presentación en el Festival fue en 2018 y hubo gente que dijo que le habían aventado de todo y lo abuchearon. No es cierto, estuve ahí y por el contrario, su show fue potente y en esta ocasión se adueñó por completo del escenario. Letras rebeldes, incómodas, directas, honestas. Así es Residente y ese sonido que es dinamita pura.

Calificación 5/5


C. Tangana

Sin palabras. Decidí darle tres rolas de oportunidad. Me fui a la primera, durante algo que parecía una especie de bachata.

Calificación 0/5


Ante la decepción, esperamos para ver a Black Pumas, el fenómeno del soul psicodélico texano. Un auténtico viaje por lo mejor de la música del sur. Parte de ese revival que hay por éste género y que podemos disfrutar gracias a este Festival. Muy bien ahí. Disfrutamos mucho de este concierto, vaya manera de quitarse el mal sabor de C. Tangana.
 

Los primeros acordes anunciaron El genio del dub, canción con la que los Fabulosos Cadillacs se dieron a conocer en este país por 1985. El foro Sol repleto en un espectáculo que parecía a veces una ópera en un sólo movimiento. Las canciones se mezclaban casi imperceptiblemente. LFC llevan tres generaciones haciéndonos bailar y ese sonido único, imitado hasta el cansancio de manera burda por muchas otras bandas. Letras y sonidos pegajosos que siempre se disfrutan. Los Cadis nunca decepcionan.

Calificación 5/5


Banda MS.

Honestamente alguien cometió un error al programar a Groove Armada casi al mismo tiempo que la Banda MS. Imagino que nadie, nadie calculó que el escenario Claro Música resultaría insuficiente para la banda sinaloense de Sergio Lizárraga y que el escenario Indio le quedaría grande a Groove Armada.

"Háblame de ti", "Mi mayor anhelo", "el sinaloense", "Piénsalo", "El color de tus ojos" y "La maldición" sonaron, imponiéndose sobre los otros headliners (Groove Armada y Pixies), que no lograron el mismo poder de convocatoria. Se tenía que decir y se dijo.

Calificación 5/5


Groove Armada

Triste ver el escenario principal prácticamente vacío. Aunque tomó forma una vez que terminó la Banda MS y algunos asistentes se pusieron a bailar ante una presentación tibia de los británicos. Moraleja: Nunca pongas a competir a una banda de música electrónica con una banda sinaloense. Estamos en México.

Calificación 2/5


Dato curioso: Platicamos con uno de los vendedores de cerveza del Festival y nos contó que sólo en ese stand habían vendido mil cartones de cerveza, cada cartón trae 20 cervezas. A cada vaso le cabían dos cervezas y costaba 120 pesos. Es decir que por cada punto de venta, aproximadamente se ganaba un millón, 200 mil pesos. Tan sólo de la venta de cerveza. Hagan cuentas.

Felicidades a los organizadores, cada año se convierte en un mejor Festival. Calificación 5/5

Cuéntanos cómo la pasaste?, quien te gustó más? Si quieres ver las historias de esta reseña visita nuestro Instagram

Leído 745