Motos sin ley: De la calle al corralón 7 mil motos infractoras cada mes en CDMX

La remisión de motocicletas a los corralones de la Ciudad de México se ha incrementado exponencialmente, dio a conocer la directora general de Normatividad de Tránsito de la Subsecretaría de Control de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), Beatriz Valdez Vázquez.

Detalló que el aumento se debe a las modificaciones que se implementaron en el Reglamento de Tránsito en septiembre de 2023, en las cuales se estipuló que las motos serán remitidas al corralón cuando los ocupantes no porten casco o licencia de conducir, además de la respectiva multa económica.

Desde entonces se ha registrado un ingreso de aproximadamente siete mil motocicletas al mes, mientras que antes se contabilizaban alrededor de 300 remisiones en el mismo periodo, dijo Valdez Vázquez.

Ese incremento ha derivado en que esos vehículos colmen los 26 corralones de la ciudad y luego engrosen el programa de chatarrización. Ello debido a que los conductores infraccionados se han encontrado con dos principales dificultades que les impide reclamar las unidades:

Cuando se adquiere una moto, lo hacen con una nota de compra, pero muchos no guardan la nota y entonces no van a Semovi, no se registra su moto, no se genera un padrón para que se genere una placa y ellos andan con su moto así”, señaló Valdez Vázquez.

Te recomendamos: El invento para que andar en bici sea mucho más cómodo: un asiento dividido y articulado que se adapta mejor al cuerpo

Otro motivo es que las motocicletas registran diversas infracciones, cuyos montos incluso rebasan el precio de las unidades. Como las motos no verifican, los ciudadanos creen que no tienen ninguna infracción; cuando llegan a un depósito hay veces que el número de infracción que traen las motos ya es mucho mayor al valor de la moto”, agregó.

Por conducir sin casco la multa asciende a dos mil 171 pesos; por manejar sin licencia, de mil 037 a dos mil 074 pesos; por no llevar tarjeta de circulación, entre dos mil 074 y tres mil 112 pesos.

Además de sus multas, los sancionados tienen que pagar el arrastre de la moto, que es de 919 pesos y el almacenaje por día, que es de 95 pesos. La funcionaria aclaró que tienen 30 días para reclamar una moto una vez que ingresa a un corralón; después inician el proceso de chatarrización.

Este programa lo manejamos con el área de Finanzas y con el área de Consejería Jurídica. Lo que hacemos son publicaciones en nuestro baner, en periódicos de circulación nacional para que los ciudadanos puedan identificar su vehículo y acudir al depósito a liberarlo”, explicó.

La directora general de Normatividad de Tránsito indicó que uno de los corralones los que cuentan con la maquinaria para realizar la chatarrización, es el depósito vehicular Zarco, ubicado en la alcaldía Gustavo A. Madero.


Leído 458