Johnny Cash - Songwriter

A principios de 1993, Johnny Cash se encontró entre contratos en su carrera de casi 40 años y grabando demos de propia composición como para sacar un álbum en los estudios LSI en Nashville de canciones que había ido escribiendo a lo largo de los años. LSI en aquel momento era propiedad de su yerno, Mike Daniels y de su hija Rosey, y quería ayudar a su familia económicamente al mismo tiempo que grababa algunas canciones especiales para él. Poco después de aquella fructífera sesión, Johnny conoció al productor Rick Rubin y las grabaciones se quedaron aparcadas mientras se embarcaba en una de las uniones más importantes y prolíficas de la música, que revitalizó la carrera de del Hombre de Negro, que duraría el resto de su vida.

Casi treinta años más tarde, John Carter Cash, el hijo de Johnny y June Carter Cash, redescubrió las canciones y trabajó para dejar tan solo la potente y clara voz de Johnny y su guitarra acústica. Junto con el co-productor David “Fergie” Ferguson, los dos invitaron a un selecto grupo de músicos para tocar con Johnny: el guitarrista Marty Stuart, el bajista Dave Roe, el batería Pete Abbott y algunos más a la Cabaña Cash, un espacio estrecho en Hendersonville, Tennessee donde Johnny escribía, grababa y se relajaba, para insuflar nueva vida a estos temas, llevando el sonido de vuelta a las raíces y al corazón de las canciones.

Sale a través de Mercury Nashville/Ume Songwriter, que incluye canciones solo de Johnny Cash. Al centrarnos en las propias composiciones de Cash, la colección de 11 canciones muestra el abanico de sus composiciones, que siempre han representado la gran amplitud de la condición humana: hay canciones sobre el amor, la familia, la pena, la belleza, la salvación espiritual, la supervivencia, la redención y por supuesto, un poco de ese típico sentido del humor por el que Johnny era conocido, todo cantado con su grave, inconfundible e inimitable voz.

Disponible en streaming y descarga, así como en CD y en una variedad de vinilos, que incluyen el estándar en negro y varias ediciones limitadas en una serie de colores.

Como avance Well alright.


Leído 230