¿Cómo lograron las millenials llegar al orgasmo en dos minutos?

Cada movimiento feminista ha traído consigo, entre otras muchas otras consignas, una nueva connotación al cuerpo femenino y sus placeres; una voluntad de reclamar la identidad femenina sin la mediación del hombre.  

En México, el origen del feminismo data desde finales del siglo XIX y principios del XX, como resultado de desventajas sociales y desigualdades frente a los hombres que en ese tiempo eran más marcadas que en la actualidad. El movimiento tiene raíz en Europa occidental de las olas feministas, cuando las mujeres pertenecientes a la clase media fueron motivadas por decidir sobre su cuerpo, condiciones dignas laborales, salud reproductiva y el derecho al voto, y fue en diciembre de 1916 en Yucatán, cuando se celebraron dos congresos encabezados principalmente por maestras y mujeres de la clase media que buscaban crear consenso en torno a las reformas educativas y sociales. En cada una de las etapas se dio la reflexión, discusión y cuestionamiento de los asuntos más controvertidos y duros que a tañen a las mujeres en los ámbitos políticos, económicos, culturales y sociales. El Satysfier se celebra como un logro feminista y político de las millennials.

Se trata de la nueva revolución sexual, donde el aparato más famoso y el más vendido del mercado es el Satisfyer, cuyo promedio de satisfacción es del 85% donde las mujeres que lo han usado afirman que llegan al orgasmo en apenas dos minutos (algunas en la mitad de tiempo), además de descubrir que son multiorgásmicas.

A diferencia de otros modelos de vibradores, el succionador de clítoris es una revolución entre las jóvenes. Su éxito se adapta a la era del placer femenino alejado de la mirada del hombre y siguiendo la lógica de una sociedad acelerada.

"Está agotado, no sé si tiene que ver con las historias de Instagram, pero no damos abasto. Se agota cada vez que reponemos stock. Si te interesa, nos llegan más el lunes, pero ven pronto", aconseja la encargada de una sex shop. Más adelante en otra tienda, quedan dos últimos modelos de la nueva joya de la corona del autoplacer femenino. "Se vende muchísimo, pero no son los chicos los que se animan a regalárselo a sus novias; ellos prefieren algo en lo que también puedan participar", aclara la encargada. "Sí que ha volado, no lo encuentras ni por Amazon"

La fiebre por el Satifyer es un verdadero fenómeno, ya sea por la publicidad de boca en boca o por la invasión virtual por las stories de Instagram; el secreto a voces que llevaba meses prodigándose por redes sociales y chats grupales femeninos de WhatsApp es una realidad. El vibrador que ha desterrado al orgasmo con penetración de la vida de las mujeres y que promete alcanzar el clímax en apenas dos minutos  (las hay que lo consiguen en menos de uno) está, básicamente, por todas partes.

"Tuve que cambiar de colchón», lancé un chorro que llegó hasta la ventana" o "después de 20 años juntos, me ha hecho darme cuenta de que mi marido es un inútil" se leen en los comentarios de las redes sociales.

¿Cómo funciona?

No podemos explicar cómo funciona un succionador, la tecnología de Satisfyer es como la receta secreta de la Coca-Cola. El caso es que succiona despacito y sin demasiada fuerza, pero la suficiente como para estimular el clítoris a través de sus 11 intensidades diferentes que van aumentando gradualmente. Si bien hay mujeres que consiguen el orgasmo pasado de la segunda o de la tercera, las siguientes intensidades son algo fuertes fuertes y a medida que lo hacen aumenta también el ruido, es decir, ten cuidado donde lo usas ya que es un tanto ruidoso en comparación con otros productos eróticos.

Para usarlo es necesario separar los labios de la vulva y apoyarlo levemente sobre el clítoris, sin pegarlo demasiado porque funciona con tecnología contactless


Diseño

El diseño del juguete es original, quizá el material es un poco duro a la hora de agarrarlo, sobre todo si estás acostumbrada a juguetes con mangos más ergonómicos y de materiales más blandos. Aun así es fácil de manejar y tiene el tamaño perfecto.

Una de sus ventajas es el cabezal, que se puede poner y quitar, lo cual es ideal para lavarlo. Además, me consta que hay un kit de cabezales con diferentes tamaños para ir alternando

Interfaz

La interfaz es simple y sencilla: solo tiene dos botones. El más pequeño se usa para encender (basta con pulsarlo un par de segundos hasta que se encienda la luz) y el más grande para ir subiendo la intensidad.

Carga e impermeabilidad

Satisfyer funciona con batería gracias a un cargador magnético, así, el juguete está del todo cerrado y se puede utilizar en la ducha o en la bañera.

De hecho muchas usuarias lo recomiendan usa bajo el agua, donde -dicen- la sensación es más agradable. 


Inicialmente podría ser difícil encontrar el punto exacto donde colocarlo, pero en cuanto lo pruebes, enseguida comenzarás a disfrutar de la estimulación y al orgasmo. El cual es más intenso, diferente y prometedor.

Combinaciones explosivas

Muchas usuarias recomiendan usar el Satisfyer y un intensificador de orgasmo, es un gel que sensibiliza el clítoris y lo deja mucho más receptivo a cualquier roce. Junto a Satisfyer el contacto es menor y las sensaciones muy intensas. Lo puedes conseguir en cualquier sex shop.

Veredicto

Es un producto con una excelente relación calidad precio que promete muchos orgasmos y parece ser el juguete que más se acerca al buen sexo oral. PIDELO AQUÍ


Leído 580