Así responde la familia de Eduardo Ojeda Franco ante la denuncia de Daniela Berriel

De acuerdo con la declaración de Daniela Berriel, el 14 de marzo del 2020, la actriz fue violada en Acapulco. Señaló que el también actor Gonzalo "P" (quien cinco años antes fue su pareja) la invitó a un viaje donde asistirían otras parejas, entre los invitados estaba el ahora acusado Eduardo "N".

Daniela denunció los hechos horas después, sin embargo, la detención de Eduardo "N"  se dio hace unas semanas, tras difundirse un video en el que la conductora dio a conocer públicamente lo ocurrido.

En el material, Daniela da algunos detalles de lo que ocurrió el día del ataque, fue en una casa en Acapulco, relata que se quedó dormida y al despertar se dio cuenta que había sido violada por Eduardo, amigo de Gonzalo, con quien tiempo atrás había tenido un romance.

También puedes leer: ¿Quién es Daniela Berriel? La actriz que acusa a Gonzalo Peña de cómplice de violación

La actriz dio una conferencia de prensa este 10 de abril en sus redes sociales, horas después de que Eduardo fuera puesto en libertad, al no encontrarse coincidencia alguna en la prueba de ADN.

Al respecto, la familia Ojeda emitió este comunicado:

"El día 8 de marzo de 2021, nuestro hijo Eduardo, fue puesto a disposición del Juez de Control de Enjuiciamiento Penal adscrito al Distrito Judicial de Tabares, Estado de Guerrero, con motivo de la denuncia presentada en su contra por Daniela “N”.

El día 14 de marzo de 2021, le fue dictado Auto de Vinculación a Proceso, al considerar el Juez que con la sola imputación de la denunciante (que durante la investigación modificó sustancialmente sus versiones) y a pesar de la negativa categórica de Eduardo, hasta esa fecha era procedente someterlo a proceso. Dicha resolución no implicó prejuzgar sobre su culpabilidad, que solo se determina al dictarse sentencia definitiva.

Con posterioridad al Auto de Vinculación a Proceso, se practicó por las autoridades la prueba de ADN de las muestras obtenidas de la denunciante al inicio de la investigación, con el ADN de Eduardo, determinándose que no existía coincidencia y por tanto que este no tuvo contacto sexual con ella como se afirmó en la denuncia.

La prueba de ADN es reconocida mundialmente por su veracidad y confiabilidad y ha permitido que incluso personas condenadas injustamente han sido declaradas inocentes después de pasar varios años en la cárcel.

Con motivo del resultado concluyente de la prueba de ADN, y considerando que la única prueba de cargo era la imputación de la denunciante no corroborada con otras pruebas, se solicitó al Juez el sobreseimiento de la causa.

El día 9 de abril de 2021, con presencia de todas las partes interesadas, se celebró la audiencia, en la que el Juez determinó que ante la nueva evidencia concluyente de la inocencia de nuestro hijo Eduardo lo procedente era ponerlo en inmediata libertad.

Nuestra familia, en todo momento tuvo la convicción de la inocencia de Eduardo y confió plenamente en la independencia de las autoridades judiciales y ministeriales del Estado de Guerrero, a pesar de la campaña desplegada en su contra en diversas redes sociales."


Leído 2901