Marvin Pontiac el "bluesman" que nunca existió

Marvin Pontiac nació en Detroit el 30 de marzo de 1932; su madre, judía neoyorquina, se casó con un africano, quien cambió legalmente el apellido de la familia a Pontiac (creyendo que la marca de los autos era un apellido estadounidense) antes de abandonar a su esposa e hijo cuando Marvin tenía dos años. Su madre fue ingresada a un psiquiátrico y el niño se mudó con su padre a Bamako, donde absorbió las tradiciones musicales de la región antes de establecerse en Chicago a los 15 años. Allí comenzó a tocar la armónica, fue aprendiz de plomero y, según los rumores, robó un banco. También comenzó a actuar en el circuito de clubes de Louisiana.

En 1952, Pontiac llegó a Texas, donde a cambio de cortar el césped de la compañía de discos, logro grabar un demo por las noches. "I'm a Doggy" y "Pancakes" tuvieron un éxito clandestino en Nigeria. Poco se sabe de él hasta un arresto en 1963 por andar en bicicleta desnudo por las calles de L.A.

Pontiac reapareció en 1970, alegando que había sido secuestrado por extraterrestres; un año más tarde regresó a su Detroit, donde fue ingresado en la Instituto Mental Esmeralda. Su comportamiento permaneció errático hasta su muerte en junio de 1977, cuando fue atropellado por un autobús; Pontiac tenía apenas 45 años. Su música se volvió de culto y su historia se incrementó exponencialmente a lo largo de los años.

Sin embargo, en la primavera del 2000 su discípulo John Lurie, el líder de The Lounge Lizards lanzó los grandes éxitos de Marvin Pontiac a través de su propio sello Strange & Beautiful, y finalmente liberó la música del cantante de las manos de los coleccionistas de discos y la puso a disposición del público general por primera vez.

Bowie, Beck, Iggy Pop, Leonard Cohen, Flea de los Chilli Peppers y Michael Stipe de R.E.M. celebraron con los más altos calificativos la música de Marvin Pontiac y varios estudiosos del blues intentaron entrevistarlo en la institución psiquiátrica, pero Marvin sólo aceptaba hablar de su madre y los extraterrestres, y entraba en pánico cuando intentaban tomarle una fotografía. Las únicas dos fotografías que se tienen, aparecen el el disco que están a punto de escuchar:


Leído 2990